Ya en serio: ¿De qué sirve separar tu basura?

Ya en serio: ¿De qué sirve separar tu basura?
En un día en México una persona produce casi 1 kilo de residuos sólidos. Sí, tú también entras en esta estadística, pero aquí vamos a decirte realmente de qué sirve que separes, recicles y reutilices tu basura.    
  1. La cruda realidad: El planeta se está convirtiendo en un basurero gigante
Si queremos dejarles a nuestros hijos un planeta seguro en donde vivir, debemos comenzar en casa con pequeñas acciones que, en colectivo, representan una gran ayuda para lograr nuevamente el equilibrio. Afortunadamente, son muchos los países a través de la Asamblea de las Naciones Unidas que se están organizando para encontrar soluciones climáticas que prevengan y reduzcan la contaminación. ¡Y nuestro país está dentro! Entre las resoluciones que se acordaron, nosotros desde casa podemos aportar y comprometernos con la separación y selección de residuos.    
  1. Separar y reciclar nuestros residuos, es positivo
La naturaleza es sabia y desde el origen del hombre nos ha proporcionado los materiales necesarios para sobrevivir en equilibrio con ella. En este ciclo de uso y desuso, entre más utilicemos materiales que pueden reciclarse o que ya sean reciclados, reduciremos la necesidad del uso de otros materiales que al desecharse no se degraden o que su fabricación implique procesos contaminantes.    
  1. Si reciclas y reutilizas, ayudas a combatir el calentamiento global
Ahí te va un ejemplo: para producir una botella de agua de 500 ml se utilizan 3 litros de agua y para fabricar 1.000 de estas, se necesitan 100 millones de litro de petróleo. Sí, de petróleo. Y esta botella tarda 700 años en descomponerse y el dato que debe darnos miedo es que México es el país que más consume agua embotellada. Sí, el chiste se cuenta solo. En la medida en que todos usemos productos que se puedan reciclar o reutilizar, como la simple botella de agua que te ponían en el lunch en la primaria, comenzaremos a forzar a las industrias a reducir el consumo de energía y el impacto de sus productos una vez utilizados. Por ejemplo, producir plástico PET reciclado (el tipo de plástico que se usa para fabricar botellas de refresco y otras bebidas), requiere entre un 60 y 90% menos de energía que fabricar PET virgen.    
  1. Separar, Reciclar y Reutilizar significa ahorrar en todos los sentidos
Si usamos productos que tienen un ciclo de vida largo y que además pueden reciclarse, lograremos que los materiales regresen a la industria para convertirse en nuevos productos que, sin duda, serían más baratos. El motivo es que se reducen los gastos en su proceso de producción. Pero en el día a día también ahorrarás.   Ejemplo: comprar una botella metalizada para agua cuesta alrededor de $500 con una duración de por vida, mientras que al año un mexicano gasta hasta $4.000 comprando diariamente una botella de agua y ni qué decir acerca de la cantidad de PET que esto significa.  
  1. Es una obligación legal para consumidores y productores
  De la mano de la SEDEMA, en julio de 2017 entró en vigor de manera obligatoria la Norma Ambiental de Separación de Residuos en la CDMX. La idea es que todos los ciudadanos aprendamos a separar nuestros residuos.   Se plantean las distintas formas de separación y recolección de desechos, adoptando hábitos que incentiven a su reducción, recuperación de materiales para reciclado y disminución de la toxicidad de la basura. Pero lo más importante es que logremos un consumo responsable, obligando a las empresas a tomar conciencia sobre sus propios productos y los residuos que provienen de ellos.   Recuérdalo bien: ¡Tu ayuda separando, reciclando y reutilizando también ayuda a la vida del planeta y de tus seres queridos!