#ElBuenFin2018 ¡Buenas Prácticas!

#ElBuenFin2018 ¡Buenas Prácticas!
Ya viene el fin de semana más esperado para quienes buscan ofertas y descuentos. ¡El Buen Fin 2018! Ya sea que estés pensando adquirir productos en tiendas físicas y a través del comercio electrónico, vamos a darte unos tips para evitar malos ratos, caos existencial y, al mismo tiempo, generar prácticas positivas para aplicar en todas tus compras del año.

El consejo de toda la vida: ¡Sin bolsa!

Si harás el recorrido de arriba abajo en todo el centro comercial, te invitamos a elegir una sola bolsa. Prefiere una suficientemente fuerte y de preferencia de material biodegradable para meter todos los artículos. Si ya cuentas con una bolsa reutilizable de tela o yute, llévatela también para ahora sí con mucho orgullo llegar a la caja y decir: #SinBolsaPorFavor

Tampoco plástico, por favor

Hay muchos artículos que los envuelven impacientemente en plástico, como cerámica y televisiones. Piensa que la vida útil de ese plástico es nada, porque así de impaciente estás por abrir tus nuevos productos. Así que pide por favor que utilicen el menor plástico posible cuando empaquen tu pedido. #SinPlásticoPorFavor

Compras por Intenet

Antes de dar clic en “Me urge ya lo quiero en mi casa: Finalizar Compra”, revisa nuevamente todo tu carrito de compra, para asegurarte que comprarás lo justo y todo lo necesario, en un solo envío.

Que el Centro Comercial no se convierta en una pesadilla

1.- Evita saturar las tiendas, ya que esto significa más filas, más tiempo, más estrés, más desorden, más y más y más de todo lo que no quieres. Por eso prefiere los horarios matutinos, que es cuando abre la tienda. Así encontrarás la tienda vacía y ordenada, ¡Una mejor experiencia de compra!   2.- Si tienes la opción de que no te den el ticket o factura física que sabes que va a terminar en la basura, pide que te lo manden en digital a tu mail o celular.   3.- Junta a varios amig@s y familiares y vayan todos en el mismo auto. Así todos ahorran gasolina, evitan tráfico y pagan un solo estacionamiento.

Evita el dicho mal dicho: ¿Jarrito nuevo donde te pondré, jarrito nuevo donde te tiraré?

Si vas a comprar ropa, es un buen momento para limpiar tu clóset previamente y donar la que ya no te queda o no deseas. De esta forma evitas tirarla, así que dale las gracias a esas telas y ayuda a otros, obtén descuentos o intercámbialas.   Además, en caso de adquirir electrodomésticos, celulares o baterías que ya no dieron para más, antes de reemplazarlos revisa si tienen reparación. Si de plano ya no se puede, entonces revisa aquí a donde puedes llevarlos.  

Y antes de comprar, detente un minuto y hazte la pregunta del millón de dólares: ¿Realmente necesito esto?

  No te dejes llevar por las apariencias o por el gusto de la retina. Piensa si es el producto que estuviste esperando todo el año a que bajara de precio. Piensa si va a sustituir a otro que ya pasó a mejor vida. Piensa y vuelve a pensar y sobre todo, sé honesto contigo y si no lo necesitas, no lo compres. Esperamos que prepares tu cartera con un presupuesto fijo y promete no sobrepasarlo. Y siempre que sea posible prefiere las ofertas que mejorarán tu calidad de vida y seguirán ayudando al planeta.