Consejos para no contaminar en Fiestas Patrias

Consejos para no contaminar en Fiestas Patrias

Haz patria y disminuye tu basura este 15 y 16 para no contaminar calles, parques y playas.

Cuando llega el 15 de septiembre, se elevan las banderas y también los índices de contaminación a lo largo de todo México. Y es que el pozole y el plástico de un solo uso cambian el paisaje de nuestras ciudades. Es cosa de ver el panorama post desfile: basura, basura y más basura, y debajo de ella, un borrachito pidiendo auxilio. Asegúrate de pasar las fiestas de una forma más amigable con el planeta siguiendo estos consejos.

Clasifica los desechos

Si viajas a casa de la abuela o a donde te reúnas con la familia, ya en el camino te van a ir pidiendo que te traigas unas papitas y unas latitas. Asegúrate de terminar y depósitarl llevar cada uno de los envases y envoltorios que vayan apareciendo por arte de magia. Una vez en el lugar de destino, clasifica los residuos y deposítalos en contenedores de reciclaje para plástico, vidrio, cartón, latas y papel. Recuerda que botellas, recipientes y recuerditos tricolor son los principales residuos que recoge la Agencia de Gestión Urbana de la CDMX; así que mientras más colaboremos con la limpieza de las ciudades, mucho mejor.

Evita el plástico desechable

Llegas a la mesa y te instalas para calentar motores con el pozole, los tacos, las flautas y hasta tlayudas. Entonces pides tu orden y luego una cuba y las campanadas gritan ¡Viva México!. Pero, ¿qué pasa con el plástico desechable de tu vasito rojo, el tenedor, la cuchara y el plato? ¿Poco Denda verdad? Pues bien, te recomendamos llevar tus propios cubiertos hechos a partir de semilla de aguacate que son compostables, popotes reutilizables y bolsas de tela o yute que son amigables con el planeta, ya que no terminan en el océano afectando a las especies marinas. Prefiere lo reutilizable tanto como sea posible y si te pudiste escapar a la playa o el bosque, no tires basura ¡Por favor!.

Reduce el desperdicio de comida

La comida en abundancia es parte intrínseca de los días de Fiestas Patrias. Pozole, rajas poblanas, mole y hasta pastel son parte de los alimentos que nos dejan para la historia como mariachi empachado. El problema es que 20.4 millones de toneladas anuales de comida, acaba en el basurero, según Reporte Pérdidas y desperdicios de alimentos en México, elaborado por el Banco Mundial (BM). De hecho, un 40% de la carne de vaca, un 28% de tortillas y un 38% de pescado se pierden tan solo en México. Los alimentos patrios son especialmente propensos al desperdicio porque hacemos demasiado (por si acaso). Por lo mismo, intenta comprar lo justo y necesario de acuerdo a tu planificación familiar. Si te pasas, dile a tus invitados que lleven sus contenedores  biodegradables o reutilizables para llevar  comida para el día siguiente o separa los residuos orgánicos para hacer composta o humus. Y, por supuesto, busca alimentos locales, frescos y de comercio justo siempre que sea posible.