5 acciones para reducir tus emisiones de CO2

5 acciones para reducir tus emisiones de CO2

Año con año se calienta nuestro planeta y, por consecuencia, la atmósfera debido al efecto invernadero. Esto se traduce en falta de acceso al agua e incremento de la sequía, como hace unos días anunciaba Ciudad del Cabo, la primera ciudad en donde el suministro de agua está por quedarse completamente seco.

Como no hay tiempo que perder, en el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2 vamos a ayudarte con estos consejos para comenzar a reducir tu huella de carbono y sentirte muy orgulloso de ser un “Humano Cero Emisiones”.

Come más chapulines y reduce tu consumo de carne

Agárrate fuerte porque no te va a gustar lo que vamos a decir: los insectos tienen un valor nutricional significativamente más alto que las carnes de res y pollo comúnmente consumidas 1.

Además de que pueden criarse usando mucho menos agua y energía que el ganado tradicional, emiten sólo una pequeña fracción de gases de efecto invernadero, comparado con el de la ganadería que ocupa el 83% de las tierras agrícolas y produce el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero.2

Renunciar poco a poco a la carne y el pescado viene con todo y Francia ya comenzó con el  “lunes verde”, iniciativa apoyada por Greenpeace o Sea Shepherd. ¡Comienza hoy y adiós carne!

Muévete contaminando lo menos posible

Contaminación del aire, consumo excesivo de energía o la saturación de las vías de circulación, son temas que te ahorrarás si optas por movilidad más amigable con el planeta. Hablamos de autos eléctricos, bicicletas convencionales y eléctricas, scooter, metro, taxis eléctricos, trolebús o caminar. ¡Opciones hay, úsalas!

Evita el uso del auto siempre que sea posible o compártelo con varios compañeros en la oficina o escuela. Así te puedes convertir en un agente de cambio y sensibilizar a tus cercanos para promover buenas prácticas.

Huertos caseros y composta

Seguro que te ha tocado tirar todo el ramo de perejil que te vendieron en el super, porque sólo necesitas dos ramitas. Vuelve a lo natural y garantiza una alimentación libre de químicos tóxicos.

Puedes comenzar a producir tus propios alimentos. Luego de un tiempo, te darás cuenta que utilizas y tiras menos comida. Además, la composta en casa evitará que las cáscaras del plátano y huevo lleguen al camión de la basura y después al vertedero generando más CO2. En cambio, las conviertes en tierra llena de nutrientes para tus plantas.

Ahorrar es sinónimo de Reducir

Como dicen los Enanitos Verdes: ¡apaga las luces y aprovecha la luz de día! Hay ciertos momentos en que no se requiere el uso de iluminación, electrodomésticos o aire acondicionado. Antes de activar el botón “Prender”, piensa si realmente es necesario o si cuentas con otras alternativas ecológicas a la mano.

Planta un árbol… ¡o mejor 50!

Cada árbol que se tala, significa CO2 que se queda en la atmósfera. Esto trae como consecuencia la reducción de la humedad en el suelo, menos lluvia o bien precipitaciones muy violentas, erosión, deforestación… En fin, cosas que no queremos ver en nuestras existencias. ¡Los árboles son vida!

El planeta se calienta cada vez más y tú lo sabes. ¡Actúa!